Estrategias de ruleta: el método Martingale y sus variantes

Hay varias estrategias de ruleta, de modo que cuando ganes una apuesta esta te compense por todas las pérdidas que has sufrido hasta ese momento y ganes un poco de dinero. Entre las más populares se encuentra el método Martingale.

Se trata de un método aplicable para la ruleta y otros juegos de casino que consiste en que al perder una apuesta, tu próxima apuesta debe doblar a la anterior y así sucesivamente hasta que ganes. Cuando ganas, apuestas el monto correspondiente a tu primera apuesta. Si comenzaste apostando 5€ y ganaste al apostar 25€, tu próxima apuesta sería entonces de 5€.

Este método es exigente por varias razones. Requiere que tengas la fortaleza mental como para arriesgarte y apostar más dinero cuando estás perdiendo. Además, este sistema exige que tus apuestas sean pequeñas y tu capital sea lo suficientemente sólido como para soportar una racha perdedora.

Hay varias estrategias para la ruleta que se basan en este método. Se tratan del sistema Gran Martingale y el Antimartingale.
  • El Gran Martingale. Para aumentar las ganancias según este método, el jugador no solo duplica la apuesta cuando pierde, sino que aumenta la apuesta un poco más. Por ejemplo, si tu apuesta es de 2€ y pierdes, tu próxima apuesta no será de 4€ sino de 6€. Al ganar los 6€, vuelves a apostar desde los 2€. De esta forma, la ganancia obtenida en cada apuesta es mayor.
  • El Antimartingale. Este método establece lo contrario del Martingale. El jugador no duplica sus apuestas en su racha perdedora sino en la ganadora. Si pierdes vuelves a comenzar apostando la suma original. Si apostaste 5€ y ganaste, tu próxima apuesta será de 10€. Si pierdes, tu siguiente apuesta será de 5€ nuevamente.