Sistema Andrucci - Ruleta

El sistema de apuestas Andrucci es tan divertido como caótico. No por nada se basa en la Teoría del Caos. Es uno de los sistemas que tienen poco que ver con la matemática. Se trata de algo en realidad bastante sencillo: vigilar las últimas veinte, acaso treinta tiradas de la ruleta. Luego se hace un estimativo estadístico de cuáles fueron los número que aparecieron más veces de lo normal, y se apuesta fuerte por uno de ellos. Y cuando decimos fuerte, significa agarrarse con uñas y dientes a ese número por no menos de quince tiradas.


Asimismo, para calcular qué número salieron más veces podemos hacer un sencillo histograma. Después de cierto número de tiradas, se hace evidente que un número salió más cantidad de veces que los demás.


En el momento de apostar uno se confía un poco a la intuición, ya que la estadística está basada en un estudio visual muy superficial. Pero se piensa –con algo de lógica-,  que luego de miles y miles de tiradas, casi todos los números de la ruleta habrán salido aproximadamente la misma cantidad de veces. Cuestión que tiene sentido, ya que la bola tiene la misma posibilidad de caer en todas las casillas. Pero en el mundo real ningún jugador juega meses o años enteros, solo por un rato, y es donde se cree que el sistema Andrucci puede funcionar.