Estrategias mecánicas - Ruleta

Si bien podemos fiarnos de las estrategias de probabilidades, tenemos otra opción para cuando no queremos optar por ellas, y es la de las estrategias mecánicas. Estas constan de romper la banca mediante fallas o defectos propios de los distintos mecanismos de los juegos. Las máquinas, al estar hechas por la mano del hombre, no son perfectas ni duran para siempre. E incluso con el tiempo los desgastes propios del uso cotidiano efectivamente hacen que se produzcan pequeños defectos imperceptibles para el ojo humano, pero que aun así interfieren en el juego y sus resultados.


En el caso de la ruleta, la estrategia más famosa es la denominada “el ataque de la ruleta inclinada”, el cual consiste en detectar los errores de la ruleta e inclusive las tendencias de la persona que gira la ruleta para comprobar si existen anomalías en las probabilidades. ¿Cómo logramos detectarlos entonces si anteriormente dijimos que son imperceptibles al ojo humano?


Es una tarea ardua y complicada, que lleva tiempo. Tenemos que observar a fondo y con detenimiento si la ruleta está inclinada hacia algún número en particular. Si logramos descubrir, después de muchísimos estudios estadísticos, algún desperfecto que haga que salga un determinado número más veces que los demás, entonces habremos descubierto una ruleta inclinada.